Este es el mensaje que el Papa Francisco dirigió a los jóvenes que le esperaban en la plaza del palacio cardenalicio durante su visita a Bogotá: Queridos hermanos y hermanas, buen día Los saludo con gran alegría y les agradezco esta calurosa bienvenida. «Al entrar en una casa, digan primero: “¡Que descienda la paz sobre
SUBIR